Dieta FODMAP
535
post-template-default,single,single-post,postid-535,single-format-standard,bridge-core-2.7.0,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-25.5,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-965
 

Dieta FODMAP

Dieta FODMAP

¿Qué es una dieta FODMAP?

 

FODMAP es un acrónimo o abreviatura compuesto por las palabras Fermentable Oligosacáridos Disacáridos Monosacáridos y Polioles. Cuando hablamos de dieta FODMAP es realmente una herramienta terapéutica que aplicamos en ciertos casos y que consiste en eliminar estos componentes de la dieta.

 

Características de una dieta baja en FODMAP

 

La dieta FODMAP incluye una gran variedad de alimentos de los diferentes grupos, pero excluye aquellos alimentos vegetales ricos en hidratos de carbono corta fermentables como los oligosacáridos, los disacáridos, los monosacáridos y los polioles, que en algunas personas, pueden llegar sin digerir al intestino grueso y ser sustrato para las bacterias, originando gases, hinchazón, dolor abdominal e incluso diarrea.

Desde el 2005 varias investigaciones han sustentado que puede ser una alternativa útil para los pacientes que padecen colon irritable o síndrome de intestino irritable, colitis ulcerosa, enfermedad de Crohn y otras molestias intestinales (descartando, con antelación, otras intolerancias o alergias). Sin embargo, para que esta dieta no produzca ningún tipo de carencia nutricional es necesario que sea supervisada por un dietista-nutricionista, que tras 2-6 semanas de exclusión de FODMAPs de la dieta, los reintroducirá, valorando la aparición de síntomas digestivos y posibles carencias de la dieta.

 

Alimentos permitidos en una dieta FODMAP

 

Estos son los alimentos a incluir en una dieta baja en FODMAPs

 Frutas Arándanos(*), coco(*), fresas(*), fruta de la pasión(*), Grosella(*), granada(*), higo(*), clementina, chirimoya, kiwi, limón, lima, mandarina,  melón cantalupo, membrillo, níspero, plátano, pomelo, papaya (*),  maracuyá (*)piña,  naranja, uvas (*)
 Hortalizas (de guarnición) Aceitunas(*), apio, acelga(*), achicoria(*), berza, berenjena(*) calabacín(*), col bruselas,  calabaza, cardo, endivia, espinaca, judías verdes, lechuga(*), nabo, pepino, pimiento verde(*), jengibre, rábano, tomate zanahorias
 Lácteos y sustitutos Los quesos curados y secos (controlando cantidades) Mozarella. Yogur y  leche (sin lactosa, y enriquecida en calcio, si es necesario). Bebidas vegetales (de arroz, avellana, avena, almendra)
Carne, pescado y huevo Todo tipo de carnes sin procesar

Pescados tanto blancos como azules

Huevo

Cereales y tubérculos Arroz, pan (*), avena, maíz, arroz, trigo sarraceno, quinoa, patata, sorgo, tapioca, mijo. Boniato, patata, yuca
Edulcorantes Azúcar (*), glucosa, aspartamo E951, acelsufame k E 950, ciclmato E952, sucralosa E 955, sacarina E 954. Cacao en polvo (*), chocolate negro.
Frutos secos y aceites  Nuez, nuez de macadamia (*).  Aceite de oliva, girasol, vegetal

 (*) cantidades inferiores a 40g

 

Listado de alimentos a evitar en una dieta baja en FODMAPs

 

 Frutas Aguacate, albaricoque, breva, caqui, cereza, ciruela, ciruela pasa, conservas de fruta, dátil, frambuesas frutas desecadas, guayaba, lichi, manzana, melocotón, mango, melón amarillo, mora, nectarina,  pera, sandía, zumos de fruta
 Lácteos y sustitutos Leche (vaca, cabra y oveja), yogur, helado, nata, quesos blandos (Burgos, ricota, requesón, mascarpone), mantequilla, postres lácteos y productos elaborados con leche. Bebida de soja
 Verduras y Hortalizas Alcachofa, ajo, brócoli espárrago, cebolla, coles de Bruselas, coliflor, champiñones, escarola, espárragos, hinojo, maíz dulce, puerro,  pimiento rojo, remolacha, repollo, setas, salsa de tomate
Legumbres Garbanzos, lentejas, judías blancas, guisantes, habas, soja y productos de soja.
Cereales Trigo y centeno (en gran cantidad), arroz  integral, cereales y productos integrales. Espelta y amaranto
Frutos secos

Almendras, pistachos, avellanas, cacahuete, anacardos

 

Carnes Hamburguesas, salchichas, embutidos, empanadillas
Edulcorantes,  salsas Miel, sirope de maíz o fructosa, ágave, sorbitol (E-420i), jarabe de sorbitol (E-420ii), manitol (E-421), xilitol (E-967, maltitol (E-965), isomaltulosa (E-953), Eritritol (E968), Lactitol (E966), productos “light” o “sin azúcar”.

Salsas comerciales tipo barbacoa, kétchup.

Suplementos de fibra Fructooligosacáridos, inulina, oligofructosa

 

Además, se debe evitar la bollería, caramelos, galletas, flanes, helados, salsas, caldos, aderezos, adobos, embutidos y carnes procesadas, también las bebidas alcohólicas (especialmente vino dulce, ron, cerveza) y bebidas gaseosas. Paralelamente se recomienda practicar actividad física periódica y evitar las situaciones de estrés por su repercusión a nivel digestivo. Un estilo de vida saludable sería el tratamiento de primera línea y si persisten los síntomas se deberían disminuir los FODMAP.

 

Conclusiones

 

Seguir una dieta FODMAP no implica seguir una alimentación sin gluten (que solo está recomendada en caso de celiaquía, intolerancia al gluten no celíaca o si las vellosidades intestinales están muy afectadas); la razón por la que se evita el trigo, la cebada y el centento en una dieta FODMAPs no es por la presencia de gluten, sino de los Fructo-oligosacáridos (FOS) que llegan al intestino sin digerir y son fermentados por las bacterias, originando los síntomas propios del síndrome de intestino irritable.

El uso de enzimas digestivas como lactasa o alfa galactosidasa para GOS puede ser útil en algunos casos, así como el uso de probióticos por el efecto de esta dieta sobre la microbiota intestinal.

En conclusión, los pasos básicos a seguir son:

  • Visitar al gastroenterólogo para confirmar el diagnóstico.
  • Visitar al dietista nutricionista para poder identificar los hábitos no saludables y seguir la dieta FODMAP con garantías
  • Valorar la visita al psicológo para gestionar el estrés y otros factores.

 

El efecto de la dieta FODMAP sobre la microbiota intestinal sigue en estudio y aún faltan estudios generalizados que avalen su aplicación, aunque está claro que existe una gran variabilidad interindividual en cuanto a la tolerancia a los FODMAPs y que el asesoramiento nutricional personalizado es lo más recomendable.

 

Ejemplo de un menú FODMAP:

 

Desayuno:

Te roibos + leche (sin lactosa, según tolerancia) + cereales de maíz (menos del 8% azúcar)

Media mañana:

Mandarina o plátano

Comida:

Patata con judía verde + Rape a las finas hierbas + Yogur

Merienda:

Un puñado de arándanos.

Cena:

Sopa crema de calabacín+ Pollo al horno con limón + Kefir